Visita a Umbrete y a Bodegas Salado con degustación


El próximo sábado, 18 de marzo, visitamos la población aljarafeña de Umbrete, un recorrido por sus calles, iglesia de Nuestra Señora de Consolación (considerada la catedral del Aljarafe), Convento de Santa Ángela y visita con degustación de vinos a Bodegas Salado (fundada en 1810).

Punto de encuentro, a las 10,00 horas, para compartir coches privados en Sevilla, delante del Cine Avenida, en c/ Marqués de Paradas. O a las 10,30 horas en la Puerta del Ayuntamiento de Umbrete.

 

Precio: 10 EUR

Ateneístas: 8 EUR

 

Inscripciones y pago anticipado en: www.ahib.es/18mar17  Antes de las 18,00 horas del 16 de marzo de 2017.

Actividad garantizada para un mínimo de 25 inscripciones.

 

UMBRETE

«La villa está situada en el centro de la comarca del Aljarafe, habiendo sido originalmente una alquería islámica. Su crecimiento se inició a partir de la Reconquista al ser entregada por Alfonso X al arzobispo y cabildo eclesiástico de Sevilla. Éstos consiguieron de la Corona una carta-puebla que consolidó la población definitivamente. Desde ese instante la vida del pueblo fue irremisiblemente unida a la de la iglesia de Sevilla., junto a la que encontró sus momentos de esplendor y de crisis. El siglo XVIII supuso para la villa uno de sus períodos más brillantes al construirse la nueva iglesia parroquial y remozarse el viejo palacio arzobispal, por deseo del prelado D. Luis de Salcedo y Azcona. El mecenazgo de este arzobispo determinó en gran parte la fisonomía actual del pueblo».

(Guía artística de Sevilla y provincia. Excma. Diputación Provincial de Sevilla, 1981)

 

Recorrido urbano por el pueblo

Iglesia de Nuestra Señora de Consolación, siglo XVIII (considerada la Catedral del Aljarafe)

Convento de Santa Ángela

Exterior del Palacio Arzobispal, siglo XVII

 

BODEGAS SALADO, con degustación.

Don Francisco Salado Llorente fundó la más emblemática y tradicional bodega de la comarca en 1810. Cuatro generaciones después, orgullosos de nuestro pasado, se sigue trabajando con el mismo cariño y cercanía a nuestra tierra. Doscientos años de homenaje continuo a la cultura del vino y al Aljarafe sevillano.

Cuenta con un total de 70 hectáreas de tierras albarizas altas y cepas con variedades de uvas Pedro Jiménez y Garría Fina, fruto de un clima soleado y cálido, que mantiene la excelente producción tanto de los vinos clásicos, como del mosto, y de los vinos más novedosos.

Mirando siempre hacia delante, cultivando el ingenio y avanzando en las técnicas de vinificación, en 2006, introdujeron en el mercado el primer vino espumoso elaborado y embotellado en el Aljarafe y en 2010 el primer vino tinto de la comarca.

Sus vinos destacan por su virtud y carácter. Son el reflejo de la elevada calidad de las uvas y del proceso tradicional de elaboración.

 

Comentarios ( 0 )

*Deje un comentario*